jueves, 15 de marzo de 2012

COMO HACER QUE NUESTROS NIÑOS Y NIÑAS ODIEN LA LECTURA

Hoy buscamos buenos consejos. ¿Para qué? No te lo vas a creer. Buscamos consejos para que las niñas y los niños odien la lectura. Así, tal como suena. Y recurrimos para ello a Gianni Rodari y a Joan Carles Girbés.

De Gianni Rodari tenemos sus maravillosas “Nuevas maneras de enseñar a los niños a odiar la literatura”. Forma parte de uno de sus libros y se publicó después en la revista “Educación y Biblioteca” (nº 138, noviembre/diciembre 2003).



De Joan Carles Girbés tenemos sus admirables “Diez consejos infalibles para que los niños ODIEN los libros (para padres y maestros). Es parte de su libro “Guía práctica para hacer hijos lectores”.

Diez consejos infalibles para que los niños ODIEN los libros (para padres y maestros)

1. Cuando empiecen a leer en voz alta, interrúmpelos constantemente para marcarles sus errores. A ti también se te quitarían las ganas de seguir leyendo.

2. Oblígales a leer. Nada más eficiente que una simple palabra, “lee”, para conseguir el efecto contrario.

3. Menosprecia sus gustos y no respetes su criterio. ¿Qué es mejor, que lean lo que les gusta o que no lean?

4. Imponles lecturas. Esa novela que tanto te gustó a su edad no tiene por qué ser de su agrado.

5. Pídeles que te hagan un resumen. No dejes que asocien los libros con los deberes.

6. Controla todo lo que leen. Interesarse no significa examinarlos e interrogarlos.

7. Recuérdales los beneficios de leer. “Los niños que leen sacan mejores notas, como tu amigo”… y el chaval perdió las ganas de leer y tomó manía al amigo.

8. Relaciona los libros sólo con los deberes. Un libro no ha de ser sólo un instrumento para aprender cosas.

9. Castígalos sin tele por no leer. Convirtamos la tele en nuestro aliado: ¿cuántas películas infantiles se basan en libros?

10. Exígeles lecturas inadecuadas. No por ser bueno y correcto es adecuado a su edad o estado madurativo

Ahora ya sabemos cómo nuestros niños y niñas pueden odiar la lectura. Sin querer (lo sentimos) también hemos aprendido cómo pueden amarla. La ruta a seguir está en tus manos.

Para finalizar, permítenos destacar estas palabras de Gianni Rodari: “Una técnica se puede aprender con pescozones: así la técnica de la lectura. Pero el amor por la lectura no es una técnica, es algo bastante más interior y ligado a la vida, y con pescozones (reales o metafóricos) no se aprende”. No hay más que decir.

1 comentario:

  1. Tenemos los pasos de que no hacer para que no odien la lectura, ¿pero y que hacer para que lean sin odiarla? ¿Como dicerle que tiene que leer todos los días y recordárselo sin decirle que lea? Es difícil.

    ResponderEliminar